5 sabores muy mexicanos para celebrar septiembre

5 sabores muy mexicanos para celebrar septiembre

Hay pocas cosas tan mexicanas para celebrar septiembre como su comida, con estos platillos no vamos a parar de sentirnos muy orgullosos de nuestro país.

Estamos en el mes patrio, donde celebramos y disfrutamos de nuestras tradiciones más que nunca. Y no hay nada más mexicano que nuestra comida: una de las más ricas y diversas del mundo, tanto que en 2010 fue nombrado Patrimonio de la Humanidad. Estos platillos son parte de nuestra cultura, nuestra personalidad y nuestro día a día. Por eso vamos a recorrer nuestra gastronomía con 5 platillos imperdibles para disfrutar este septiembre.

Chiles en Nogada en Ciudad de México y Puebla

 

View this post on Instagram

 

A post shared by La Mansión Mx (@lamansion_mx) on

Cuenta la leyenda que en Puebla se creó este platillo para celebrar la bandera del ejército trigarante. Está desarrollado con un chile poblano asado, pelado y limpiado a la perfección y luego se rellena de picadillo. Todo esto se baña con una deliciosa salsa de nueces de castilla y se adorna con frescos granos de granada. Así se logra el platillo verde, blanco y rojo que representa nuestra bandera y nuestras tradiciones. Lo podemos comer en casi todo el país, pero sobre todo en el área centro. Y si lo que quieres es tener una gran experiencia con este platillo, sin duda tienes que ir en septiembre a Puebla, ya que lo encontrarás en los restaurantes de la ciudad.

Pozole en Guadalajara

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Gina Hernández Amelio (@ginaankh) on

Este delicioso platillo viene desde la época prehispánica, aunque hoy en día su preparación se sigue manteniendo casi intacta. Todo empieza una noche anterior, en donde de deben ponen los granos de maíz a hervir en agua con cal, y luego se dejan reposar para quitarles la cobertura o “despellejarlos”. Entonces se pone la carne, ya sea de cerdo o pollo, y el maíz en una olla para cocerlo por varias horas hasta que el maíz estalla, los antiguos mexicanos decían que se transforman en flores blancas. Actualmente se acompaña con rebanadas de rábano, lechuga rallada, orégano, chile piquín y por supuesto con tostadas, crema y queso. A lo largo del país encontraremos sus variantes: verde, blanco y rojo, éste último sumamente popular en Guadalajara.

Tostadas en Los Cabos y Morelia

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Michael Kinney (@damiansdriver) on

Estamos ante otro platillo que viene desde la época prehispánica, donde los habitantes dejaban sus tortillas en el fogón hasta que obtenían la textura rígida que las caracteriza, luego le ponían frijoles y chiles y se las comían. Ahora se han agregado otros ingredientes, como usar manteca de cerdo para freirlas; o agregar sobre ellas crema, lechuga, queso y algún platillo como tinga o pata. Lo mejor de las tostadas es que las podemos encontrar en todo México, siempre con una variante de la zona: en la costa (como en los Cabos) encontraremos ricas tostadas de mariscos, mientras en otros lados (como Morelia) encontraremos de tinga o de pollo con mole; hay tantas variantes como lugares por visitar en nuestro país. A ti, ¿con qué te gusta comer tus tostadas? Nosotros te recomendamos las del Mercado de Coyoacán en Ciudad de México.

Tamales en Oaxaca y Mérida

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Mucho Flavor Studio (@muchoflavorstudio) on

Proveniente de la palabra náhuatl tamalli (envuelto) este platillo se disfrutaba por todo América antes de la llegada de los españoles. Se calcula que hay más de 500 variantes tan sólo en México. Está preparado con masa de maíz que puede o no llevar relleno o sabor y se envuelve en una hoja, ya sea de maíz, plátano u otros materiales. Los Tamales en la Ciudad de México suelen estar envueltos en hojas de maíz y sobre todo rellenos de pollo en salsa verde, mole y el famoso tamal dulce, otra variante es la torta de tamal donde se pone el tamal en un bolillo. Mientras que los Tamales Oaxaqueños son de forma cuadrada, están envueltos en hojas de plátano y rellenos de pollo con mole, chipilín o incluso iguana, no te los puedes perder en la bella Oaxaca. Otra variante famosa por su tamaño colosal es el Zacahuil de la región huasteca, puede llegar a medir hasta 3 metros y se sirve con un plato hondo sobre hojas de plátano. Los Tamales Yucatecos también se envuelven en hoja de plátano pero suelen ir rellenos de cochinita pibil y los podemos disfrutar en Mérida acompañados con una rica agua de horchata. En realidad no importa qué tamal quieras comer, todos por igual son deliciosos.

Mole en Puebla

 

View this post on Instagram

 

A post shared by ModeMag. (@modemag) on

Hay menciones de salsas preparadas desde la época prehispánica que se conocían como mulli, pero el mole como lo conocemos hoy en día es una evolución de nuestra cultura mexicana. Hay muchos tipos de mole y muchas formas de servirlo. El más conocido es el Mole Poblano, con su salsa a base de chocolate, varios chiles, ajonjolí y cubierto con carne de guajolote; es un clásico de la comida mexicana. Te recomendamos probarlo en uno de los famosos restaurantes de Puebla. Pero nuestra variedad de moles es enorme, por ejemplo, en el Estado de México es un clásico el famoso Mole de Olla, su salsa es menos espesa que los otros moles y está hecho con chambarete de res y varias legumbres como papas y zanahoria, excelente para probarse en cualquier fonda tradicional. Ahora regresamos a Puebla para otro plato típico de la región: el Pipián Verde; originalmente se preparaba con pato silvestre, pero actualmente se ha sustituido por pollo u otras proteínas y la salsa está formada con base en pepitas de calabaza molida, dándole una textura cremosa y ligera que lo hace sumamente delicioso.Y por último, el famoso Mole Blanco o Mole de Novia que solía prepararse únicamente para bodas, su salsa está hecha con chiles claros y semillas blancas para obtener ese color crema y suele servirse bañando pollo o cerdo cocidos, ¿ya los estás saboreando?

Extra de bebidas

Ya que hablamos de Oaxaca y Guadalajara, no hay que olvidar otro patrimonio importante de nuestro país que son las bebidas tradicionales. En Guadalajara vamos a encontrar el pueblo de Tequila, donde nació esta bebida tradicional hecha con agave azul, famosa en todo el mundo; además subirte al tren del tequila es una gran forma de pasar las fiesta patrias. Por otro lado, más al sur, en Oaxaca vamos a encontrar muchas haciendas tradicionales de Mezcal, una bebida también hecha de agave pero que tiene cientos de variantes y sabores, en nuestra visita a este estado no podemos dejar de probarlos.

Como vemos, este mes hay muchísimos sabores mexicanos por probar y qué mejor que degustarlos en su tierra natal volando a los mejores precios con Volaris. ¿A dónde se te antojó ir?

Déjanos tus comentarios

Comentarios

Nota relacionada