Tu verano diferente en la isla de Cozumel

Tu verano diferente en la isla de Cozumel

Cozumel es una experiencia diferente en una isla que te espera con los brazos abiertos.

Cuando buscamos algo diferente para pasar nuestros días de descanso, tenemos que pensar en una isla muy especial en la costa de Quintana Roo: Cozumel.

Esta isla no nos recibe con fiestas descontroladas ni con grandes cadenas de negocios o restaurantes sino con una personalidad tan única y original como la antigüedad de su historia. Y luego nos enamora con su belleza natural y la amabilidad de su gente.

Pero no te lo contamos, sino que te acompañamos durante este recorrido que nos dejará enamorados de este mágico lugar.

Cuando bajamos del avión ya podemos oler el mar que nos rodea y sentir el cálido sol del lugar a nuestro alrededor. De ahí, después de un breve recorrido por las tranquilas calles de la isla vamos a estar en nuestro hotel. Los Hoteles de Cozumel son muy especiales, únicos y llenos de personalidad, esperándonos para conquistarnos con buen trato y relajante atmósfera.

Ya instalados, disfrutamos una tarde tranquila aprovechando los servicios de spa, ya sea de nuestro hotel o algún lugar cercano y nos damos un chapuzón en la alberca, asoleándonos un poco.

A post shared by Alexxa Summer (@alexxa.summer) on

El día siguiente, es momento de activarnos un poco y conocer otras zonas de la isla, si queremos ejercitarnos podemos rentar una bicicleta, pero si preferimos mantener nuestro reposo puede ser una moto o coche. Primero vamos a dirigirnos a la costa oriental, donde vamos a encontrar las mejores playas de la isla, y lo mejor es que son públicas, para disfrutar a nuestro antojo. También podemos explorar un poco de la historia del lugar visitando San Gervasio, donde encontraremos vestigios de la cultura maya en el sitio donde realizaban rituales a la diosa Ixchel.

Al amanecer del siguiente día, nos vamos a disfrutar el mar de la isla en todo su esplendor, que cuenta con uno los arrecifes de coral más grandes y espectaculares del mundo. Fácilmente encontramos excursiones, ya sea para snorkelear o bucear y así disfrutar de esta maravilla natural. Si nos apetece, también podemos ir a nadar con el gigante benigno de la zona: el tiburón ballena. Pasaremos un día marítimo lleno de belleza y equilibrio.

Continuando con la onda de mantenernos activos, nos desplazamos a la zona sur donde vamos a encontrar el parque natural Punta Sur, donde vamos a hacernos uno con la naturaleza, disfrutar la hermosa playa Chunchakaab, veremos fauna local (con suerte hasta podremos ver tortugas marinas desovar en la playa). Y, finalmente, veremos el atardecer en este pedazo de mundo libre de nuestra influencia como los espectadores e invitados que somos en este lugar.

A post shared by Pauline Roche (@paulineroche) on

Para relajarnos, los siguientes días aprovecharemos la hospitalidad local. Es momento de pasear por las calles pequeñas y antiguas de la ciudad, comer en los restaurantes llenos de tradición y comprar uno que otro recuerdito para nuestra gente querida. Si los primeros días fue cuando Cozumel nos conquistó con su belleza natural, estos días de tranquilidad es donde se ganará nuestro corazón por siempre.

Y para viajar sin problemas ni transbordos hasta esta joya de la Riviera Maya, nada más fácil y barato que con nuestra ruta directa.

Déjanos tus comentarios

Comentarios

Nota relacionada