La Laguna de Michigan que no conocías en México

La Laguna de Michigan que no conocías en México

No necesitas ir al otro lado para conocer la laguna de Michigan, en México.

Bajando por la sierra de Guerrero, siguiendo la vertiente del río Tecpan, se llega a la Laguna de Michigan, un extraordinario reducto natural que en algún tiempo fue conocido como la Isla de Pájaros; un paraíso en el Océano Pacífico.

En este rincón escondido de la Costa Grande conviven flora y fauna. Sin la menor duda, uno de los lugares costeros más privilegiados y hermosos de nuestro litoral marítimo.

Para llegar, a la Laguna de Michigan toma un vuelo de Volaris y aterriza en Acapulco, de ahí puedes rentar un auto y recorrer 160 kilómetros hasta el poblado de Tecpan de Galena, y luego dirigirte hacia el embarcadero para tomar una lancha que te lleve hasta la playa de Michigan, esta es la única manera de acceder al lugar.

Una publicación compartida de Amanali (@amanalilili) el

Lo primero que tienes que hacer al llegar es tomar un paseo en lancha por la enorme región lacustre. En las orillas cercanas a la laguna hay pequeñas comunidades pesqueras como La Vinata, El Carrizal y Boca Chica. Los pescadores salen temprano en sus lanchas a alta mar para regresar con sus redes repletas de pescado.

Aquí puedes encontrar especies de agua salada como sierras, mojarras blancas, huachinangos, camarones y langostas, como de agua dulce entre las que se encuentran tilapias, huevinas de río, doradas y langostinos. Especies como el robalo y el pargo pueden pescarse tanto en el agua dulce como salada.

Es muy recomendable dejar en algún momento la lancha para continuar tu viaje a pie, por los senderos que llevan a parajes prácticamente vírgenes. Es la mejor manera de encontrarse con la fauna terrestre.

Estos caminos de la selva te llevarán a pequeñas playas donde podrás nadar y regodearte de manera privada. Del lado de la laguna no hay prácticamente oleaje ni corrientes, por lo que es el lugar propicio para que los más pequeños de la familia se sumerjan. Por su parte, del lado del mar el oleaje es agitado y conviene ser un buen nadador para retar a las olas. Este es el lugar ideal para quienes disfrutan del surfing y los deportes acuáticos extremos.

Si tienes la suerte de coincidir con alguna fiesta en el pueblo, una boda, quince años o bautizo, la experiencia puede ser espectacular. Las fiestas en la Costa Grande son de gran trascendencia social, pues todos los pobladores de la comunidad son invitados y todo es abundante y vistoso.

Nunca falta la incansable banda musical, los arreglos florales, los atuendos festivos, los grandes banquetes que suelen incluir mixiotes de res, el pastel de varios pisos, y bebidas típicas mexicanas.

Una publicación compartida por xoxo, Diego B. (@verona_ox) el

Como ves, la Laguna de Michigan es un paraíso mexicano que espera por ser descubierto. Te recomendamos hospedarte en Tecpan o acampar cerca de la playa. La gente es muy confiable y las noches estrelladas de Michigan son inolvidables.

Encuentra las tarifas más bajas y reserva un viaje a Michigan en Guerrero aquí.

Déjanos tus comentarios

Comentarios

Nota relacionada